Una nueva prueba que mide moléculas de ARN o proteínas en células humanas puede identificar con precisión una infección viral como causa de síntomas respiratorios, según un estudio de la Universidad de Yale publicado recientemente en la revista Journal of Infectious Diseases. La investigación, realizada mediante un hisopado nasal simple, podría servir como una manera más rápida y económica de diagnosticar enfermedades virales respiratorias que los métodos actuales, dijeron los autores.

Es una prueba más simple y más rentable para detectar una infección viral“, dijo la autora Ellen Foxman, profesora asistente de medicina de laboratorio en la Facultad de Medicina de Yale.

Las enfermedades de las vías aéreas (parte superior del aparato respiratorio) son comunes, sin embargo, no existe una prueba de diagnóstico rápido que confirme más que un puñado de virus comunes como la causa. Para identificar biomarcadores, o indicadores, de la infección viral aplicable a muchos virus respiratorios diferentes, Foxman y su coautora Marie Landry, primero evaluaron células nasales humanas en el laboratorio. Mediante técnicas de secuenciación genética, examinaron las células en busca de ARN y proteínas que aumentaran cuando hubiera un virus presente.

Foxman y Landry identificaron tres ARN y dos proteínas que se “activan” con un virus. Después, investigaron si medir la expresión de los genes, o los niveles de las proteínas, podría predecir la presencia de una infección viral.

Las científicas hallaron que tanto los ARN como las proteínas eran predictores precisos de la infección viral respiratoria, lo cual se confirmó con pruebas posteriores para detectar virus comunes. Los ARN predijeron la infección viral con un 97% de precisión. Este método también recogió virus que no son identificados por muchas pruebas de laboratorio actuales, aseguraron.

En lugar de buscar virus individuales, nuestra prueba hace la pregunta: ‘¿El cuerpo está luchando contra un virus?’“, comentó Foxman. “Descubrimos que podemos responder esa pregunta muy bien“.

Las investigadoras y sus colegas esperan desarrollar el método en una prueba rápida de genes o proteínas que los médicos puedan concretar en sus oficinas. Dicha prueba podría ayudar a los proveedores a diagnosticar una infección viral de manera más rápida y precisa, en lugar de hacerlo mediante una evaluación de rutina o con pruebas más costosas y que consumen mucho tiempo, indicaron.

La prueba podría ser particularmente útil para evaluar a pacientes muy enfermos o niños pequeños, agregaron, y también ayudaría a reducir el uso indebido de antibióticos para tratar las infecciones virales.

Una razón para realizar la prueba es saber por qué el paciente está enfermo“, dijo Foxman. “La otra razón es tomar una decisión sobre si las personas que no están tan enfermas deben recibir antibióticos“.

El objetivo del equipo de investigación es crear una prueba basada en genes o proteínas disponible para uso general dentro de uno a cinco años, subrayó Foxman.

 

Vía: Yale News