Investigadores de las universidades de Umeå y Estocolmo en Suecia, y de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Estados Unidos, han publicado un nuevo estudio en la revista Molecular Cell donde muestran cómo la proteína CBP afecta la expresión de genes a través de su interacción con la maquinaria basal que lee las instrucciones en el ADN.

Nuestro conjunto de genes, es decir nuestro ADN, contiene instrucciones sobre cómo la célula debe ensamblar proteínas funcionales. Antes de que el código de ADN se pueda traducir a una cadena de aminoácidos que después se plegarán en una proteína funcional, se necesita producir una molécula de ARN intermedia. Esta molécula de ARN es una copia de la región de ADN, o gen, que contiene las instrucciones para una proteína específica. Se necesitan varias proteínas en diferentes cantidades en varias células, y gran parte de la regulación de los niveles de proteínas se lleva a cabo mediante el control de cuántas copias de ARN se producen a partir de cada gen.

La ARN polimerasa es la enzima que produce la copia de ARN, y la cantidad de ARN producida por cada gen depende de dos pasos principales: el reclutamiento de ARN polimerasa al comienzo de un gen; y la liberación de la enzima desde la posición inicial para que pueda comenzar el proceso de copiado. El equipo de Per Stenberg en la Universidad de Umeå, junto con el equipo de Mattias Mannervik de la Universidad de Estocolmo y el equipo de John Lis en la Facultad de Medicina de Johns Hopkins, estudiaron cómo la proteína CBP afecta estos dos pasos.

Nosotros, al igual que otros, hemos demostrado previamente que la proteína CBP está involucrada en varios procesos diferentes en la célula. Pero antes no se sabía que la CBP está directamente involucrada en el reclutamiento de ARN polimerasa para los genes. También pudimos demostrar que depende de una interacción con un factor previamente conocido, TFIIB“, indicó Per Stenberg, quien es investigador del Departamento de Biología Molecular de la Universidad de Umeå y de la Agencia Sueca de Investigación en Defensa (FOI).

Cuando la función de CBP se interrumpe experimentalmente, los genes tienen dificultades para reclutar ARN polimerasa, lo que más adelante propicia una menor cantidad de proteínas a producir. Mediante el uso de nuevos métodos desarrollados en el laboratorio de John Lis, se descubrió que la CBP también afecta la eficacia de la liberación de ARN polimerasa desde el comienzo del gen, afectando así el comienzo del proceso de copiado.

Nos sorprendió mucho cuando descubrimos que sin CBP, la ARN polimerasa no puede posicionarse correctamente al comienzo del gen y le resulta más difícil iniciar el proceso de copiado“, destacó Stenberg.

Los hallazgos mejoran nuestra comprensión respecto a la regulación genética, explicando al mismo tiempo por qué la proteína CBP a menudo se ve afectada en ciertas formas de cáncer, por ejemplo, en el cáncer de próstata, de mama y de pulmón.

 

Vía: Umea University