De acuerdo con un nuevo estudio, a medida que disminuye la función renal, el riesgo de infección aumenta.

Las infecciones que enfrentan las personas con enfermedad renal avanzada incluyen enfermedad del tracto respiratorio inferior, infecciones del tracto urinario y envenenamiento de la sangre, señalaron los investigadores.

Los resultados se publicaron esta semana en la revista Clinical Journal of the American Society of Nephrology.

Dado el hecho de que la enfermedad renal crónica sigue siendo subdiagnosticada y no reconocida en la mayoría de las sociedades, nuestros hallazgos pueden ayudar a los pacientes y los médicos a estar más conscientes de la enfermedad renal crónica y sus complicaciones“, destacó Juan Jesús Carrero, investigador del Instituto Karolinska, en Suecia, y coautor principal del trabajo.

Esto a su vez puede ser útil para identificar a los pacientes con mayor riesgo de infección e informar las discusiones sobre las estrategias de prevención, como la vacunación y la planificación de servicios de salud“, comentó Carrero en un comunicado de prensa de la revista.

Los investigadores revisaron 12 meses de datos de 1.1 millones de suecos que participaron en un estudio que examinaba las mediciones de la función renal.

Los investigadores encontraron que las tasas de infección crecieron casi seis veces en personas con enfermedad renal crónica en etapa 4 o superior, en comparación con las personas que tenían una función renal normal. Varios tipos de infección —infecciones del tracto respiratorio inferior, infecciones del tracto urinario y sepsis— conformaron una proporción más elevada de infecciones a medida que la función renal empeoró.

El estudio se centró en las infecciones que las personas desarrollan en la comunidad, y no en las que aparecen en los hospitales y otros entornos de atención de la salud.

 

Vía: Health Day News