pancreasUn nuevo estudio identificó cinco marcadores genéticos del cáncer de páncreas, los cuales aumentan el riesgo de desarrollar este padecimiento potencialmente mortal. Después de comparar el ADN de cientos de personas con y sin la enfermedad, un equipo internacional de científicos hizo este descubrimiento que fue publicado por la revista especializada Nature Genetics.

El hallazgo es el resultado del tercer proyecto de una serie amplia de estudios de asociación de genoma completo, los cuales dieron inicio con el apoyo del Instituto Nacional de Cáncer de los Estados Unidos.

El cáncer de páncreas es un padecimiento que ataca las células que recubren los conductos o las células de los islotes de Langerhans o islotes pancreáticos. La edad promedio de diagnóstico del padecimiento son los 70 años, y en la mayoría de los casos el cáncer no es descubierto sino hasta que se ha expandido, lo que significa que las posibilidades de sobrevivencia son pequeñas.

Actualmente se sabe que fumar y tener un familiar cercano que haya sufrido la enfermedad pueden incrementar el riesgo de sufrir cáncer de páncreas.

Este nuevo estudio, denominado PanScan III, aumentó a nueve el total de marcadores genéticos significativos que los científicos han descubierto para el cáncer de páncreas. Los marcadores son polimorfismos de nucleótido simple (SNP’s por sus siglas en inglés) en los cuales ocurre una variación en una sola letra de la secuencia del ADN del genoma. Por lo tanto, en una persona la secuencia puede ser AAGCCTA, mientras que en otra persona la secuencia puede variar en una letra y ser AAGCTTA.

En el estudio en cuestión, los investigadores analizaron el ADN de 7,683 pacientes con cáncer de páncreas y el de 14,397 pacientes de control sin la enfermedad. Todos los participantes eran de ascendencia europea y provenían de los Estados Unidos, Europa, Canadá y Australia. Para poder examinar las casi 700 mil locaciones del genoma y encontrar las SNP’s vinculadas con el cáncer de páncreas, el equipo utilizó tecnología de secuenciación.

Además de encontrar cinco marcadores nuevos, el estudio confirmó la presencia cuatro marcadores de riesgo que fueron descubiertos en un estudio previo. Los científicos determinaron que los riesgos relacionados con cada marcador eran independientes y aditivos, lo que los hace útiles para incluir en una prueba de detección para la población en general.

El objetivo a largo plazo es desarrollar una herramienta que pueda estratificar el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas para que los médicos en cuidado primario puedan identificar a los pacientes que necesiten pruebas más profundas como un MRI o un ultrasonido.

Vía: Medical News Today