Un equipo de investigadores de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, probó un nuevo compuesto químico que es capaz de suprimir casi por completo el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), el cual protege las células inmunes y permanece activo (y efectivo) durante semanas con una sola dosis. En experimentos con animales, el compuesto demostró ser un nuevo candidato prometedor para mejorar los regímenes actuales de tratamiento para el VIH, sin aumentar los efectos secundarios tóxicos, apuntaron los científicos.

El hallazgo se basa en el trabajo de los coautores principales Karen S. Anderson y William L. Jorgensen, que utilizaron métodos de diseño computacional y de diseño basado ​​en estructuras, para desarrollar una clase de compuestos que se dirigieran a una proteína viral esencial para la replicación del VIH. Los investigadores refinaron esta clase de compuestos para aumentar la potencia, reducir la toxicidad y mejorar sus propiedades con el fin de identificar a un candidato prometedor a fármaco preclínico. En colaboración con el laboratorio de Priti Kumar, también en Yale, el candidato a fármaco fue probado en ratones con células sanguíneas humanas trasplantadas e infectadas con VIH.

En los ratones humanizados, el compuesto alcanzó los objetivos clave del tratamiento contra el VIH: suprimió el virus a niveles indetectables en la sangre; protegió a las células inmunitarias que infecta el virus; y funcionó sinérgicamente con medicamentos aprobados para el VIH, destacaron los científicos.

Además, trabajando con Mark Saltzman, experto en administración de fármacos de Yale, y su laboratorio, los autores descubrieron que los efectos de una dosis única del compuesto, administrado en forma de nanopartículas de acción prolongada, duraron casi un mes.

Aunque se requieren más pruebas, el compuesto tiene potencial para mejorar el tratamiento del VIH, que afecta a 37 millones de personas en todo el mundo, indicó Anderson. “Nuestro candidato a fármaco trabaja en sinergia con todas las clases actuales de medicamentos contra el VIH, así como también con algunos que se están probando en ensayos clínicos. Este aumenta su potencia y podría significar una mejor combinación de medicamentos“.

 

Vía: Yale News