Un equipo de jóvenes científicos de la Universidad de Sevilla, en España, en colaboración con el Genome Damage and Stability Centre de la Universidad de Sussex, en Reino Unido, publicaron hace poco un trabajo en la revista Nature Communications en donde dieron un paso importante para comprender exactamente cuáles son los mecanismos que permiten que ciertas roturas del DNA, cuando no son reparadas correctamente, se intercambien con otras generando las denominadas ‘translocaciones cromosómicas’.

Sugerimos que este mecanismo que describimos en este trabajo puede estar implicado en prevenir la formación de algunos tipos de cáncer”, señalaron los autores.

En las células, es común que se produzcan muchos tipos de roturas de DNA. Su adecuada reparación es fundamental para prevenir la desestabilización del genoma, pues al no hacerlo pueden surgir enfermedades como el cáncer. En este estudio se analizó un tipo muy concreto de roturas cromosómicas que se producen durante la expresión de ciertos genes.

Son roturas generadas por unas enzimas llamadas topoisomerasas de DNA. Quizás lo más relevante es que se producen durante la expresión de algunos genes, aquellos que luego se translocan”, detalló Fernando Gómez Herreros, autor principal del estudio e investigador de la Universidad de Sevilla.

En el artículo, los especialistas explican cómo el mecanismo específico de reparación de tales roturas impide que se formen unas estructuras cromosómicas aberrantes llamadas translocaciones, que consisten en fragmentos cromosómicos completos que cambian de un lugar a otro del genoma.

Estas son el origen de algunos tumores sólidos y leucemias, como la leucemia secundaria mieloide aguda, por lo tanto sugerimos que este mecanismo que describimos en este trabajo puede estar implicado en prevenir la formación de algunos tipos de cáncer”, enfatizó el científico.

 

Vía: SINC