El Instituto Tecnológico de Colima (ITEC) creó un sistema portátil y de bajo costo para monitorear la temperatura de los senos y de esa forma lograr la detección temprana de cáncer mama.

La primera etapa de esta investigación se publicó en la Revista Iberoamericana de las Ciencias de la Salud en 2015 bajo el nombre de “Sistema de monitoreo de temperatura de los senos humanos en la detección temprana del cáncer de seno”.

Posteriormente, llevamos a cabo la segunda fase que consistió en diseñar un sistema portátil para detectar de manera temprana las condiciones que anteceden la aparición del cáncer de mama, que fuera económico y personalizado y que no fuera tan intrusivo como la mastografía”, detalló Jesús Alberto Verduzco Ramírez, de la División de Estudios de Posgrado e Investigación del ITEC.

El innovador sistema busca detectar las condiciones iniciales del cáncer de mama, ya que los senos sufren cambios en su patrón termográfico, considerado un valor nominal de la temperatura de los senos humanos.

La propuesta de solución es implementar este sistema portátil para la investigación del cáncer mamario, que sea de fácil funcionamiento para poder ser utilizado en casa y de bajo costo. Asimismo, con la tecnología actual se proporcionan resultados confiables, que puedan ser valorados por los especialistas, lo que puede derivar en una detección temprana que permita al paciente recibir atención oportuna y, muchas veces, salvarle la vida”, aseguró Verduzco Ramírez.

Refirió que el prototipo está dividido en dos módulos. El primero consiste en monitorear la temperatura a través de un sostén adaptado con sensores; y el segundo implica el análisis del especialista, ya que interpreta los datos.

El sostén cuenta con 14 sensores que detectan la variación de la temperatura, y se colocan en cada copa, sin que resulten incómodos o molestos para la usuaria. Los sensores están conectados a un dispositivo receptor donde se almacenan datos sobre los valores térmicos. Dichos datos se pueden descargar a través de USB a una computadora, y luego se analizan en un software previamente diseñado para ese propósito, el cual tiene varias opciones donde, tanto el paciente como el médico, pueden visualizar y analizar la información ayudando al oncólogo a otorgar un mejor diagnóstico.

Verduzco Ramírez comentó que su software fue desarrollado para la web, implementado en un repositorio virtual (la nube) para que tanto el paciente como el médico puedan acceder a la información desde cualquier lugar a través de Internet.

Por su parte, la estudiante de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colima, Zeily M. Álvarez-Verduzco, quien participa en este proyecto, dijo que cada mama posee un patrón térmico particular que no debe diferir en el tiempo.

La alumna explicó que los patrones de temperatura de los senos sanos y cancerosos son diferentes debido principalmente al metabolismo del tejido que sufrió lesión, ya que los tumores aumentan la circulación de nutrientes hacia sus células mediante la apertura de los vasos sanguíneos existentes y la creación de nuevos, lo que se conoce como angiogénesis.

Las sesiones de monitoreo duran 24 horas; y cada cinco minutos se toma una medida, que se almacena y carga en la nube para ser analizada por el especialista.

 

Vía: Agencia Informativa CONACYT