Un equipo internacional de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard logró identificar cuatro virus que pueden producir hormonas similares a la insulina. El descubrimiento ofrece nuevas posibilidades para revelar los mecanismos biológicos causantes de ciertas enfermedades metabólicas, como la diabetes y la obesidad.

Tras un análisis de grandes bases de datos que contienen secuencias genómicas virales, científicos del Centro Joslin para la Diabetes (JDC, por sus siglas en inglés) de Harvard descubrieron que varios virus pueden producir péptidos que poseen similitud, parcial o total, con 16 hormonas humanas y proteínas reguladoras.

Lo que realmente llamó nuestra atención fueron cuatro virus, miembros de la familia Iridoviridae, que tenían secuencias similares a la insulina“, dijo el doctor Ronald C. Kahn, director académico del JDC y autor principal del estudio.

Según el especialista, se sabe que estos virus infectan a peces y anfibios, pero no ha podido comprobarse que infecten a los humanos. No obstante, es posible que los humanos estén expuestos a estos virus simplemente al comer pescado.

Al respecto, Kahn destacó que nadie ha dilucidado directamente si, bajo ciertas condiciones, dichos virus podrían infectar células o ser absorbidos al menos parcialmente a través del intestino.

Para saber si estos virus tenían actividad en mamíferos, los científicos sintetizaron químicamente los péptidos virales similares a la insulina (VILP, por sus siglas en inglés). Mediante experimentos en células humanas y de ratón, estudiaron si los VILP podrían actuar como hormonas.

De esta forma, demostraron que los VILP tienen la capacidad de unirse a los receptores de insulina humana y a los receptores de una hormona estrechamente relacionada, denominada factor de crecimiento similar a la insulina 1 (IGF-1). Tales proteínas le indican a las células que tomen glucosa y crezcan.

Los ratones inyectados con los péptidos virales exhibieron niveles más bajos de glucosa en sangre, un señal de acción de la insulina. Asimismo, el análisis de bases de datos de virus hallados en el intestino humano encontró que las personas están expuestas a estos virus.

Esta investigación abre un nuevo aspecto para estudiar la diabetes tipo 1 y la autoinmunidad. Estas hormonas víricas o moléculas similares a la insulina microbiana, podrían ser un desencadenante ambiental para iniciar la reacción autoinmune en la diabetes tipo 1“, indicó el doctor Emrah Altindis, coautor del estudio.

Los expertos subrayan que la investigación abre las puertas para un nuevo campo de estudio, que podría llamarse endocrinología microbiana.

Mostramos que estos péptidos virales similares a la insulina pueden actuar sobre las células humanas y de roedores. Con la gran cantidad de péptidos microbianos a los que estamos expuestos, existe una nueva ventana para las interacciones entre el huésped y el microbio. Esperamos que el estudio de estos procesos nos ayude a comprender mejor el papel de los microbios en las enfermedades humanas“, enfatizó Altindis.

El trabajo se publicó recientemente en la revista PNAS.

 

Vía: Joslin Diabetes Center