Durante muchos años, los investigadores han intentado crear métodos alternativos a las inyecciones de insulina en los pacientes con diabetes. Recientemente, científicos mexicanos lograron crear una cápsula para administrar la insulina por vía oral.

Las microcápsulas están hechas de compuestos de maíz que les permiten llegar al colon de manera segura para ser absorbidas y distribuidas por todo el cuerpo.

Insulina oral

Los científicos habían intentado crear cápsulas de insulina durante algún tiempo, sin embargo, el problema más recurrente que lo había impedido era el hecho de que la insulina se pierde durante el proceso digestivo, lo que impide que llegue al colon para ser absorbida y distribuida en el cuerpo.

Para resolver este problema, los investigadores mexicanos del Centro de Investigación en Alimentos y Desarrollo (CIAD) crearon microesferas capaces de transportar la insulina a través del tracto digestivo hasta el colon, donde liberan la hormona.

Estas microesferas están hechas de materiales transportadores de insulina, que su vez están basados ​​en materiales poliméricos de origen natural, denominados biopolímeros.

Estudios previos han demostrado que las regiones del colon absorben la insulina y la transportan al torrente sanguíneo, satisfaciendo las necesidades de los pacientes con diabetes. Por lo tanto, los expertos estaban interesados ​​en encontrar una manera de mantener intacta la insulina en el colon.

Tratamiento complementario

No obstante, pese a lo útil que puede ser este desarrollo médico, la realidad es que la efectividad de la insulina es mucho mayor cuando se inyecta directamente en el torrente sanguíneo, por lo que las cápsulas solo podrían ser un suplemento para los pacientes con la enfermedad.

Al respecto, la doctora Elizabeth Carvajal Millán, investigadora del CIAD, comentó que trabajando con ratas diabéticas, observaron que una vez que la insulina llega al colon, esta genera un efecto más prolongado. Sin embargo, enfatizó que en las personas diabéticas con glucemia aguda la insulina oral solo debe considerarse como tratamiento complementario.

Los investigadores recalcaron que la insulina solo es efectiva en el colon del paciente con diabetes cuando tiene una microbiota intestinal saludable, lo que no ocurre en todos los casos.

Para que este método sea utilizado, el paciente debe mantener una microbiota intestinal equilibrada y comer una dieta balanceada.

 

Vía: Agencia ID