De acuerdo con un estudio concretado por investigadores de la Universidad Estatal de Sao Paulo, en Brasil, y la Universidad de Leeds, en Reino Unido, el veneno de avispa demostró ser muy eficaz para atacar las células cancerosas sin dañar las células sanas del organismo.

El nuevo trabajo, publicado recientemente en la revista Biophysical Journal, dio a conocer que el veneno de la especie de avispa Polybia Paulista, originaria de Brasil, ayuda a detener la aparición de células cancerosas malignas, particularmente las de cáncer de próstata, cáncer de vejiga y de leucemia.

Entre los hallazgos de la investigación, se encontró que el veneno de este insecto únicamente ataca a las células malignas debido a que solo se adhiere a aquellas que contienen exceso de lípidos. Sin embargo, los investigadores señalan que todavía no saben por qué el veneno solo se dirige a las células de cáncer.

La teoría sugerida por los autores es que lo anterior ocurre gracias a las propiedades de las células cancerosas, ya que poseen fosfolípidos en la membrana externa, a diferencia de las células sanas cuyos fosfolípidos se encuentran en la membrana interna.

Asimismo, los expertos observaron que el veneno de la avispa tienen la capacidad de romper las membranas de las células cancerosas, lo que quizás se traduzca en un gran avance respecto a la búsqueda de medicamentos y tratamientos que ataquen el cáncer de forma más efectiva, sin afectar las células y órganos sanos.

 

Vía: Agencia ID