Detectan cáncer a través de nanopartículas.2Un equipo de investigadores del Grupo de Propiedades Ópticas de la Materia del Centro de Investigaciones en Óptica (CIO) han desarrollado nanopartículas orgánicas que al alojarse en las células y ser irradiadas con luz infrarroja, son capaces de detectar tumores dentro del cuerpo.

El doctor Gabriel Ramos Ortiz, quien está a cargo del proyecto, señaló en entrevista que en esta primera fase, él y su grupo se dieron a la tarea de crear nuevas técnicas de obtención de imágenes a nivel celular de ciertas enfermedades, particularmente de cáncer.

Estamos muy interesados en obtener imágenes de líneas cancerosas; para eso, estamos desarrollando partículas que tienen la capacidad de alojarse en el interior de esas células y cuando uno las irradia con luz infrarroja emiten luz visible; es una manera de que se vea el entorno de la célula”, comentó.

Las nanopartículas se basan en materiales de carbono y los primeros resultados se dividen en dos etapas. El experto refirió que la primera involucra generar imágenes del ambiente celular y de tejido, con lo que han generado una serie de nanopartículas partiendo de diversos sistemas moleculares orgánicos. De dicha etapa, los especialistas ya han obtenido resultados.

En cuanto a la segunda, la idea es poder generar terapias sobre las células. Con ello, los científicos tendrían un esquema en el que desarrollarían el diagnóstico y la terapia de la enfermedad a nivel celular, según lo explicó Ramos Ortiz.

Asimismo, expuso que el proceso consiste en irradiar el material que introducen a las células, en este caso las nanopartículas orgánicas. Posteriormente, se aplica radiación infrarroja y existe la particularidad de que el tejido celular es transparente a esa radiación; sin embargo, al ser radiación láser, se utiliza un principio de absorción de dos fotones.

Lo que permite este principio físico es la absorción de la radiación infrarroja de una manera muy localizada; cuando se absorbe esa energía es donde las nano partículas emiten radiación visible. Se le llama fluorescencia inducida por absorción de dos fotones”, apuntó.

Las nanopartículas deben cumplir condiciones específicas para resistir al interior de una célula, ser biocompatibles y soportar la radiación láser que se le está emitiendo.

La intención es que al final del proyecto tengamos un conjunto de sistemas de nanopartículas que podamos ofrecer a la comunidad científica y médica del país para sustituir lo que existe comercialmente, como los marcadores que son ineficientes”, enfatizó.

La investigación realizada hasta el momento es a nivel celular in vitro, pero ya se ha iniciado el trabajo con líneas celulares, donde el siguiente paso es trabajar sobre tejido.

El estudio se enfoca en la detección de enfermedades, pero no es excluyente, ya que también es una tecnología que puede aprovecharse para que la comunidad científica de las distintas áreas de la medicina o biología puedan llevar a cabo estudios de las estructuras celulares.

El proceso debe concretarse a mediano plazo, pues debe evolucionar rápidamente ya que esta tecnología no es capaz de durar mucho tiempo en el laboratorio, si es que es viable, concluyó Ramos Ortiz.

 

Vía: Notimex, Agencia Informativa CONACYT