mellizosAunque se sabe desde hace tiempo que los mellizos pueden nacer en las familias, un equipo de investigadores recién logró identificar, por primera vez, dos genes que parecen estar involucrados en la gestación de este tipo de gemelos.

Los mellizos se producen cuando dos óvulos separados son fertilizados con dos espermatozoides distintos, creando dos hijos genéticamente únicos en el mismo embarazo.

De acuerdo con el nuevo estudio, una variante del gen denominado FSHB aumenta las probabilidades de tener gemelos en un 18 por ciento. FSHB ha sido asociado con niveles más altos de la hormona folículo estimulante (FSH, por sus siglas en inglés), lo que aumenta la probabilidad de que los ovarios de una mujer liberen múltiples óvulos al mismo tiempo. Y múltiples óvulos aumentan las probabilidades de que más de uno de ellos sea fertilizado al mismo tiempo, detallaron los investigadores.

La segunda variante genética – SMAD3 – elevó las probabilidades de tener mellizos en 9 por ciento, según el estudio. Los autores aseguran que SMAD3 probablemente juegue un papel clave en la manera en la que los ovarios responden a la FSH.

Las mujeres con ambas variantes fueron un 29 por ciento más propensas a tener mellizos, apuntó el estudio.

El trabajo fue publicado en la revista American Journal of Human Genetics.

Hay un enorme interés en los gemelos, y en por qué algunas mujeres tienen gemelos y otras no los tienen“, comentó la autora principal Dorret Boomsma, quien es psicóloga biológica en la Vrije Universiteit de Ámsterdam, en los Países Bajos y una de las científicas más importantes de Europa, principalmente por su trabajo de décadas desarrollado en el campo de los gemelos.

La pregunta es muy simple, y nuestra investigación demuestra por primera vez que podemos identificar variantes genéticas que contribuyen a esta posibilidad“, agregó Boomsma.

Los resultados surgen de los análisis genéticos de más de 5,500 mujeres en Europa, Estados Unidos y Australia que concibieron los mellizos con y sin tratamiento de fertilidad. El estudio también incluyó la información genética de más de 300,000 mujeres que no tenían gemelos.

Según los investigadores, los resultados son importantes para la investigación de la infertilidad. La FSH se inyecta para estimular los ovarios y así propiciar la obtención de óvulos para la fertilización in-vitro, pero los ovarios de algunas mujeres mayores sobre-responden a la hormona, explicaron los autores.

Los investigadores concluyeron que el plan a futuro es desarrollar una prueba genética que permita identificar a las mujeres en riesgo de sufrir este problema.

 

Vía: Health Library