México registra mil 123 accidentes laborales diariosEn 2014, 13 mil 472 personas fueron incapacitadas de forma permanente debido a accidentes de trabajo en nuestro país, sin posibilidad de reintegrase de nuevo al campo laboral formal.

En México, cada hora se registran en promedio 46.8 accidentes laborales. Esto señala que el número de incidentes descendió únicamente un 2.7% entre 2013 y 2014, según estadísticas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El año pasado, 404 mil 566 personas sufrieron algún percance en su centro laboral, mientras que en 2013 el número de accidentes alcanzó los 415 mil 660.

Al día de hoy, fecha en que se conmemora el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, México posee una tendencia de más de mil 123 accidentes diarios.

De acuerdo con Manuel Díaz Vega, coordinador de Salud en el Trabajo del IMSS, en 2014 fallecieron mil 345 personas, un poco más que en 2013. De esas defunciones, mil 314 fueron derivadas de accidentes de trabajo.

Refirió que de 542 mil 373 casos de riesgo, 13 mil 472 empleados experimentaron secuelas, quienes recibieron una indemnización o pensión. “Es 3.5% del total que quedan con secuelas permanentes, el resto regresan a trabajar”, apuntó.

Comentó que el número de accidentes ha descendido y que se están reforzando aún más las medidas de seguridad e higiene en los centros laborales, a fin de que al término de 2015 disminuya la cantidad de incidentes.

René Díaz, obrero de la empresa de herramientas Truper, actualmente padece los efectos derivados de la pérdida de uno de sus miembros por accidente de trabajo (cortaba en el torno un trozo de madera cuando, por falta de protecciones en la máquina, perdió el brazo derecho), quien lucha por ser indemnizado ante la negativa de la empresa de hacerlo.

He ido con el abogado de la empresa, con el director general, me dicen que le haga como quiera, que no insista. Entonces no sé qué hacer para que me paguen la indemnización”, declaró el hombre, cuyo incidente tuvo lugar el 26 de diciembre pasado.

Quedó ahí mi brazo a un lado, no supe qué hacer. Sí me apoyó la empresa en cuanto a la atención para llevarme al hospital, pero cuando después de unas semanas les pregunté sobre mi indemnización, comenzaron las negativas”, añadió.

A sus 40 años, el trabajador desea urgentemente reincorporarse a la vida laboral para poder sostener a su familia, pero por ahora debe concluir el proceso de rehabilitación y posteriormente conseguir una prótesis durante el periodo de incapacidad.

Al igual que Díaz, empleados de diversas empresas creen que es imperativo reforzar las medidas de seguridad en los centros de trabajo y verificar frecuentemente dichas medidas, así como la maquinaria, herramientas y equipo en general.

Rafael Avante Juárez, subsecretario del Trabajo, asegura que se han intensificado las inspecciones en los centros laborales para evitar accidentes, por lo que han disminuido en los últimos tres años.

Expuso que se pretende que los patrones cumplan con sus obligaciones legales y de medidas de seguridad e higiene, por lo que ante situaciones como la negativa de indemnización, se atiende al afectado en la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (PROFEDET) para brindarle el apoyo necesario.

Avante Juárez dijo que han detectado algunos casos donde una vez que el empleador lleva al trabajador al servicio médico, éste manifiesta que el siniestro no fue en el centro de trabajo, sino en el domicilio del empleado y en día inhábil. Afirmó que lo anterior es grave, pues más allá de que atenta contra los derechos laborales, afecta la información que nutre las políticas públicas que deben adoptarse en el tema.

Necesitamos avanzar en la comunicación, en la capacidad de compartir información entre las diferentes fuentes que pueden registrar un accidente de trabajo, como el ISSSTE, IMSS y los servicios de salud de los estados, así como de hospitales privados, para tener una plataforma y compartir la información y tener los datos precisos, por ejemplo, de los riesgos de trabajo de todas estas instituciones”, subrayó.

Tan solo en un año, el IMSS registró 542 mil 373 riesgos de trabajo en general. Las incapacidades permanentes por percances laborales bajaron: en 2013 se notificaron 14 mil 372, mientras que en 2014 sumaron 13 mil 472.

 

Vía: El Universal