Gracias a una investigación reciente, médicos estadounidenses descubrieron que una combinación de tratamientos puede devolver el color a la piel que se ha aclarado a causa del vitiligo, la enfermedad cutánea que hizo que la piel de Michael Jackson se volviera blanca.

La nueva terapia incluye la medicación oral tofacitinib, un medicamento ya aprobado para su uso en pacientes con artritis reumatoide que amortigua la respuesta inmune del cuerpo, y tratamiento con luz ultravioleta B (UV-B).

La combinación solo se ha usado en dos pacientes con vitiligo, pero según uno de los autores del estudio, los resultados han sido prometedores.

Sin embargo, los expertos agregan que los hallazgos deben duplicarse en estudios con grupos más grandes de personas.

El tratamiento produce “resultados que son imposibles de lograr con terapias comunes, aseguró el doctor Brett King, profesor asociado de dermatología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale.

Creo que este es un gran avance en el tratamiento del vitiligo“, agregó.

El vitiligo es una condición de la piel que da lugar a la aparición de manchas blancas en varias partes de la cara y el cuerpo, de acuerdo con la Vitiligo Research Foundation (VRF). El trastorno también puede causar que el cabello pierda su pigmento y se torne blanco. Asimismo, puede afectar a personas de cualquier raza, pero es más notable en personas que tienen piel y cabello más oscuros.

Se cree que el vitiligo general es una enfermedad autoinmune, lo que significa que el sistema inmunitario ataca por error a las células productoras de pigmento (melanocitos).

El padecimiento afecta hasta al 2 por ciento de la población mundial, según la VRF.

Devolviendo el pigmento a la piel

En el estudio, se trató a una paciente que tenía manchas blancas en aproximadamente las tres cuartas partes de su cara. También tenía parches en su cuello, pecho, antebrazos, manos y espinillas. Se le administraron 5 miligramos de tofacitinib dos veces al día y una terapia de luz UV-B de cuerpo completo dos veces por semana. Los resultados mostraron que, después de tres meses, su rostro quedó casi completamente libre de manchas blancas. Alrededor del 75 por ciento de las áreas antes mencionadas se volvieron a pigmentar con color. Sus manos solo tenían pecas mínimas.

Además, los investigadores reportaron el caso de un hombre de 50 años que sufría vitiligo desde hace muchos años. Anteriormente había recibido tratamiento para eliminar todo el pigmento, de manera que su piel quedará uniformemente blanca. Sin embargo, todavía tenía parches de piel aún más clara en el 90 por ciento de su cara, así como en su torso y brazos.

Después de tres meses de tratamiento facial, el paciente mostró alrededor de un 50 por ciento de pigmentación. Tras seis meses, ya tenía alrededor del 75 por ciento de pigmentación en su rostro. King se sorprendió de cuán efectivo fue el tratamiento, pues el hombre había sufrido previamente la destrucción química de sus células pigmentarias.

Respecto a cómo funciona la nueva terapia, el doctor Seemal Desai, profesor clínico asistente de dermatología en el Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas en Dallas, explicó que en el vitiligo “el sistema inmune ataca los melanocitos, por lo cual se ocultan. Tofacitinib les dice que está bien que salgan y dejen de ocultarse, y la luz ultravioleta los saca de la hibernación“, es decir, los reactiva.

Tanto King como Desai informaron que el fármaco parece ser bien tolerado. No se sabe por cuánto tiempo la gente necesitaría tomar el medicamento, pero King sospecha que algunos deberán hacerlo a largo plazo, posiblemente de por vida.

Los hallazgos se publicaron recientemente en la revista JAMA Dermatology.

 

Vía: Health Day News