Una nueva investigación reveló que un simple análisis de sangre de bajo costo parece ser altamente efectivo y preciso para detectar el cáncer de colon, incluso en sus etapas iniciales.

La prueba detecta las llamadas “células tumorales circulantes” (CTC), las cuales atraviesan la circulación y colonizan los órganos distantes. Los investigadores lo probaron en 620 personas en Taiwan que fueron programadas para una colonoscopia de rutina en un hospital local.

Al comparar los resultados de la prueba de sangre con los resultados de la colonoscopia, el equipo del estudio descubrió que la prueba de sangre identificó el cáncer de colon en el 87 por ciento de los casos, que van desde el cáncer en etapa I hasta la etapa IV. La prueba de sangre también fue capaz de detectar el 77 por ciento de las lesiones precancerosas que indican enfermedad en etapa temprana.

Los investigadores describieron la prueba como altamente precisa, señalando que identificó correctamente el cáncer entre el 84 y el 88 por ciento de las veces. Menos del 3 por ciento de las veces produjo un resultado “falso positivo”, que indica erróneamente la presencia del cáncer cuando en realidad no lo hay.

Dado que la prueba podría estar fácilmente disponible por menos de 150 dólares (2,800 pesos mexicanos), puede ofrecerse directamente a los consumidores y ser ordenada por médicos, siendo la colonoscopia el diagnóstico confirmatorio“, apuntó el doctor Ashish Nimgaonkar, gastroenterólogo y director médico del Centro de Innovación y Diseño de Bioingeniería de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, y autor del estudio.

La prueba aún no está disponible en Estados Unidos. El experto aclaró que cuando llegue al mercado, probablemente no reemplazaría a la colonoscopia como el estándar de oro para el cribado. Por el contrario, lo más probable es que suplante las pruebas preliminares basadas en materia fecal, ya que las personas a menudo son reacias a utilizarlas, dijo Nimgaonkar.

Esta prueba podría ser una opción para esas personas, impulsando el cumplimiento” porque tiene una “mayor sensibilidad” que las opciones de evaluación basadas en heces al momento disponibles, comentó.

Nimgaonkar y sus colegas tienen previsto presentar sus hallazgos de carácter preliminar el 20 de enero en San Francisco, durante el Simposio de Cáncer Gastrointestinal de la Sociedad Americana de Oncología Clínica.

De las 620 personas, todas mayores de 20 años, incluidas en el estudio, se encontró que 438 tenían crecimientos precancerosos, conocidos como pólipos, o cáncer colorrectal que van desde la etapa temprana hasta la etapa tardía del desarrollo.

Para la prueba de sangre, los científicos usaron aproximadamente media cucharadita de sangre de cada participante. Investigaciones previas habían indicado que la prueba podría detectar cantidades muy pequeñas de CTC, tan bajas como un CTC por billón de células sanguíneas, con ese tamaño de muestra de sangre.

Los investigadores calcularon que la precisión de la prueba de sangre tenía un “valor de especificidad” de más del 97 por ciento, lo que significa que cualquier resultado que indique la presencia de cáncer o lesiones precancerosas debe considerarse muy confiable.

Aún así, Nimgaonkar hizo hincapié en que el análisis de sangre se visualiza como otra herramienta en el arsenal de detección, y no como reemplazo de las colonoscopías.

Al igual que las pruebas de heces, esta prueba no reemplazaría las colonoscopías de diagnóstico“, aseguró. Estas “seguirían siendo el diagnóstico confirmatorio para pacientes positivos y serían necesarias para la biopsia tumoral o de pólipos, la extracción y el examen si una persona tiene una prueba positiva de CTC“.

El investigador mencionó que existen planes de lanzar la prueba a la brevedad en Estados Unidos, y espera que esté disponible en algún momento de este año.

Por su parte, el doctor Andrew Chan, profesor en la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard y gastroenterólogo en el Hospital General de Massachusetts, en Boston, ofreció una visión más moderada del potencial de la prueba.

Estos primeros resultados parecen prometedores, pero la sensibilidad de la prueba aún no es óptima. El número de pacientes en el estudio también es relativamente pequeño“, subrayó.

A largo plazo, existe la posibilidad de que este tipo de método de biopsia líquida se pueda utilizar para el cribado“, indicó. “Sin embargo, creo que requerirá el desarrollo de técnicas más sensibles probadas en poblaciones más grandes de pacientes antes de que sea una alternativa plausible a los enfoques de detección actuales“.

 

Vía: Health Day News